lunes, 7 de mayo de 2007

EL PROYECTO ECHELON ECHA EL CIERRE

Por Antony Rooms – El proyecto Echelon, conocido también como La Gran Oreja, podría quedar en agua de borrajas en los próximos meses por falta de presupuesto, pero también por el poco interés mostrado por los socios oceánicos.

¿Qué es Echelon?

Para aquellos que nunca hayan oído este nombre Echelon es la mayor red de espionaje y análisis para interceptar comunicaciones electrónicas de la historia. Su existencia fue hecha pública en 1976 por Perry Fellwock, trabajador de la NSA (National Security Agency) bajo el alias de Winslow Peck aunque entonces no se le dió credibilidad. Está controlada por la llamada comunidad UKUSA (Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Australia, y Nueva Zelanda) se cree que puede capturar comunicaciones por radio y satélite, llamadas de teléfono, fax y correos electrónicos en casi todo el mundo.

Se estima que intercepta más de tres mil millones de comunicaciones cada día. Concebida para controlar las comunicaciones militares y diplomáticas de la Unión Soviética y sus aliados, se sospecha que en la actualidad es usada para muchos otros fines de dudosa legitimidad, incluidos el control del terrorismo internacional, narcotráfico, el espionaje económico o la inteligencia política y diplomática. Echelon lleva reuniendo información desde su creación, al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

El cierre

Al parecer el alto coste unido con los pobres resultados reales obtenidos hasta ahora, así como su cada vez más extendido conocimiento han hecho que UKUSA se plantee abandonar el proyecto. De hecho se estima que la organización cuenta con miles de empleados a escala mundial, que dispondría de 120 estaciones fijas y satélites geoestacionarios en uso exclusivo además de otros mecanismos con usos civiles compartidos. Se calcula que Echelon puede filtrar más del 90 % del tráfico de internet. Pero todo ello se traduce en unos elevadísimos costes lo que ya hizo que Australia y Nueva Zelanda se retirasen del proyecto en 2005. Canadá parece que podría apostar por el sistema suizo Onyx y la administración de Tony Blair tampoco parece dispuesta a ir más allá.

Todo ello ha llevado a la administración norteamericana a paralizar, desde el pasado 14 de enero toda la red Echelon a la espera de una resolución definitiva que parece podría tomarse en breve. La decisión no sería otra que abandonar definitivamente Echelon y retomar los antiguos proyectos Shamrock i Minaret mucho más modestos, pero que dieron unos resultados notables a principios de los 70.

1 comentario:

Albert dijo...

Hola os envio un enlace con las portadas de Noticias del mundo, para que tomeis nota jeje!!

http://www.flickr.com/photos/papelcontinuo/sets/72157600180186373/

Con Dios!